Cómo hacer tus propias quillas

Las mejores playas de Tenerife
22/06/2017
Los 5 secretos que van a salvar el océano
30/06/2017
Ver todo

Cómo hacer tus propias quillas

La quilla o las quillas son la conexión de tu mente a través de tu cuerpo y tu tabla con el mar. En otras palabras, nuestra fuerza se transmite a una dirección sobre la tabla gracias a las quillas. Esta pequeña parte del surf ha supuesto una de las revoluciones más grandes del surf en el siglo XX, junto con su renacimiento.

La oferta de quillas es bastante abundante ya que hay unas quillas para cada surfista y cada situación. Tener un par de juegos de quillas es algo recomendable si sueles surfear condiciones diferentes, con tablas diferentes o quieres cambiar un poco de sensaciones. Puedes hacer tus propias quillas fácilmente tenemos básicamente dos maneras: con núcleo de madera y cubiertas de fibra de vidrio o imprimirlas completamente en una impresora 3D. La mayoría de las quillas que puedes comprar están hechas en fibra de vidrio (con diferentes núcleos) o de plástico inyectado, ambos métodos algo complicados para hacerlos en casa.

Hacer tus quillas con madera y fibra

Para el diseño de la forma y curvatura puedes consultar nuestro artículo sobre quillas para tener en cuenta los principales parámetros que debes conocer. También puedes investigar un poco en el catálogo de las diferentes marcas para ver que necesitas.

El núcleo lo vamos a construir en madera laminada y le daremos forma lijando la pieza hasta conseguir la forma que buscamos. Una vez preparado el núcleo lo vamos a enfibrar con fibra de vidrio y con resina, de poliester o epoxy la que prefieras. Una vez durás las lijaremos para darle el acabado final.

Hay que tener cuidado con las partes de inserción para unir las quillas a la tabla, sobre todo en el enfibrado y lijado posterior. No podemos dejar al descubierto la madera interior ya que puede absorber agua echarlas a perder.

Imprimir tus quillas con una impresora 3D

Imprimir unas quillas no tiene un proceso manual muy complejo pero requiere bastante más de preparación y diseño. A la hora de dibujar tenemos que tener en cuenta el volumen de impresión de nuestra impresora. La gran mayaría de impresoras no supera los 20 cm por lo que será difícil imprimir por ejemplo una single fin para un longboard.

Dibujar la pieza va a ser la parte más difícil. Podemos usar programas de diseño industrial (AutoCAD, Solid Works o cualquiera de estas 22 herramientas) para hacer nuestros propios diseños o buscar por la red quillas directamente para imprimir (Digital Designs). Los diseños de Roy Stuart inspirados en las aletas de las ballenas son especialmente originales.

Una vez tengamos una pieza lista podemos exportala al formato de la impresora y probar. Aquí también hay que tener en cuenta las zonas de inserción en la tabla ya que al imprimir se puede reducir un poco las dimensiones del dibujo original, pero la única manera de corregirlo es conociendo la desviación de la impresora previamente o probar hasta conocerla.

A la hora de imprimir deberemos elegir un relleno abundante para que la quilla tenga suficiente resistencia. Dependiendo del tipo de plástico tendrá más o menos flexibilidad. Por cuestiones de medio ambiente recomiendo el PLA que es biodegradable, aunque cuidado con dejarlas en el coche que se vuelve maleable a 60º, o HIPS que es más resistente.

Luigier Crest
Luigier Crest

Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *