5 regalos perfectos para un surfista
06/12/2016
Claves para elegir campamento de Surf en verano de 2017
14/12/2016
Ver todo

La historia del Surfing en Cantabria

En 1957 desembarcaba el surf en Europa gracias a dos chavales americanos y a una película grabada en Pamplona. Biarritz fue la primera semilla de este arte polinesio en el viejo continente. Después, poco a poco, el surf también fue germinando por el norte de España en diferentes focos. Cantabria y su capital Santander, fue unos de los lugares más importantes donde comienzan los orígenes del surfing en nuestro país.

Natación, pesca submarina y el Sardi

Es una completa ironía de la vida que los primeros europeos en pisar Hawaii fuesen españoles pero que hayamos sido de los últimos en descubrir el surf. A principio de los 60 los plankings (un arte de bodyboard de madera) se veían a menudo por las costas españolas. Coger olas siempre había estado ahí, ya sea con el cuerpo, con piragua o con el plankig. Había sido un entretenimiento incluso desde antes de la Guerra Civil Española, como nos cuenta José Luis Elejoste.

Supongo que el principal problema para los inicios del Surf en España en general fue el económico. En los años 60, España hacía poco menos de una década que había abandonado las cartillas de racionamiento. Desde luego no se nadaba en la abundancia y un deporte como el surf necesita bastante logísstica aunque parezca que no. Tabla, neopreno y coche era un sueño que muchos potenciales surfers ni se atrevían a pensar. Para empezar en 1959 un planking costaba unas 130 pesetas (0,78€) mientras que una tabla de surf alcanzaba las 6.000 pesetas (36€) y solo se vendían en Francia. Por aquel entonces el salario mínimo interprofesional era de poco más de 400 pesetas (3,60€) y un Seat 600 costaba unas 60.000 pts (360€), así que os podéis imaginar la empresa faraónica que suponía ir a Francia a por una tabla.

De todas formas y llegando ya a 1965, la primeras tablas se podían ver en nuestra costa. Era imparable, nacía el surfing en Cantabria. Jesús Fiochi, un gran nadador, fue el primero en surcar las olas de la playa del Sardinero con una tabla de surf. No tardaron en unirse a él los miembros del Centro de Investigaciones Submarinas (CIS) de Santander con Meco a la cabeza, que ya cogían olas con aquellos plankings. Para 1968 se organizó el primer campeonato de surf de España en Zaraut, que más que competición fue una auténtica reunión de pioneros. Y bueno el resto es historia

Luigier Crest
Luigier Crest
Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *