3 maniobras para aprender en 2017
30/12/2016
Las tablas de surf más extrañas del mundo
12/01/2017
Ver todo

Surfear bajo la aurora boreal

La aurora boreal es uno de espectáculos más maravillosos que se pueden contemplar desde la tierra. Y desde luego es un escenario inimaginable bajo el que surfear. Solo tiene dos pegas a bote pronto: tiene que ser de noche y cerca de un polo, así que doblemente frío!!

Mick Fanning: Borealis-rider

De sus propias palabras: “Algo me pasa. Podía haber ido a cualquier lugar del mundo. Surfear en bañador, donde sea. Pero no. He venido aquí, a Noruega”. Mientras que el foco mundial del surf se centra en la costa norte de Oahu, Hawaii, el australiano se ha marcado un viaje a la antípoda del trópico en términos de temperatura. Cómo él dice, ha cambiado el bañador por un neopreno con capucha que más bien parece una piel de foca. Bueno, a pesar del frío la hazaña merece la pena sin duda

Bajo el proyecto “Surfing under the north ligth” se embarcaron los fotógrafos Emil Sollie y Mats Grimsæth durante dos años para poder capturar esta escena de surf bajo la aurora boreal. Lo que nunca pensaron es que su modelo sería un campeón del mundo, pero que quién mejor para animar esta postal.

Desde luego que esta foto no es nada fácil de hacer. No solo por el juego de luces y la invisibilidad del surfer. Muchos factores tienen que coincidir. Primero olas y lo que es un poco más complicado: auroras.

Este fenómeno celeste solo aparece en dos zonas muy concretas del planeta: polo norte y polo sur. Allí donde el campo magnético de la tierra tiene sus extremos, donde nace y desaparece al mismo tiempo, ocurre algo muy especial. El sol en cada llamarada o en cada tormenta solar dispara partículas minúsculas, más pequeñas que un átomo, las cuales chocan con el campo magnético de la tierra. En este encuentro el campo magnético se deforma y empuja la partículas hacia sus extremos, donde este es más débil y algunas partículas logran pasar. Cuando las partículas más altas de nuestra atmósfera se encuentran con estas energéticas y minúsculas partes del sol comienza una danza que podemos ver en forma de luz.

¡Ah! Casi lo olvido, además el surfer tiene que llevar una linterna en la cabeza para ver por donde va y para que el fotógrafo lo pueda encontrar entre la oscuridad, que eso también es difícil.

Luigier Crest
Luigier Crest

Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *