Skimboard: la adrenalina que le falta al surf

El loco de la colina surfeando 3 olas de lo más raras
21/05/2017
Podio histórico para España en los ISA World Surfing Games
30/05/2017
Ver todo

Skimboard: la adrenalina que le falta al surf

El Skimboard puede parecer otro deporte playero con la misma acción que una partida de palas. Tirar la tabla al rebalaje mientras corres y de un saltico te subes en ella para aprovechar los últimos milímetros de agua de la ola. Hoy os quiero demostrar que esto puede ser mucho más radical de lo que lo que nunca imaginaste y también puede ser surf del bueno.

Skimboard en Spanish Banks

Lo que el skatepark es para la patineta, Spanish Banks (Bancos españoles, tranquilos no tienen nada que ver con las preferentes) son al Skim. Una planicie de arena que al bajar la marea deja decenas de charcos enormes con unos cuantos milímetros de agua, vamos un sitio perfect para el Skim. Pero solo deslizarse sobre esta inmensa superficie puede llegar a aburrir. Así que los locales se han montando un buen parque de atracciones con cajones y barandillas para grindar.

Skimboard en The Wedge

Esta ola puede ser el rebote más conocido del mundo. Qué casualidad que se trata de una ola orillera a la antigua usanza. Y una de las cosas más radicales que puedes hacer con un skim es coger la ola orillera desde el rebalaje y pegarte un tubo. Pero, ¿qué pasa si esa orillera es The Wedge?

Skimboard en Teahupoo

Tahití está protegida por un enorme arrecife el cual esconde una de las olas más salvajes del planeta. Tehaupo es un escalón en medio del mar. La ola viaja por el pacífico con miles de metros de profundidad y de repente toca sobre este arrecife que catapulta la onda varios metros por encima del nivel de agua sobre el arrecife y con un labio de agua de casi el mismo espesor que el hueco que deja.

En resumen es una ola impresionante, aunque para el skim se queda un poco lejos del rebalaje donde empieza todo. Bueno, como siempre hay gente que no se conforma con nada, como Brad Domke. Si Laird Hamilton puede, él también puede.

Foto: Henrique Pinto

Luigier Crest
Luigier Crest
Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *