¿Puede una tabla de surf adelantar a un velero?

Cómo coger cientos de olas sin remar ni una
25/07/2017
Pro-tahiti-1
Vuelve el espectáculo, vuelve Teahupo’o
11/08/2017
Ver todo

¿Puede una tabla de surf adelantar a un velero?

Seguro que ya has pensado que no, pero para tu sorpresa puede que las tablas de surf estén cambiando más rápido que tus prejuicios. Kai Lenny es uno de los hombre más famosos de Hawaii y un verdadero hombre de mar que está abrazando una nueva religión en el Surf.

La nueva dimensión del Surf

Kai Lenny en los últimos años le está dando muy duro al hidrofoil. Empezó con la pereza de remar en la búsqueda de un medio de propulsión natural pero ha acabado siendo su nuevo hobbie. Cuando ya creías que todos los deportes de tabla estaban inventados llegó Lenny para volver a revolucionarlos.

Con un SUP, esa tabla enorme de surf con remo, y un hidrofoil Lenny había conseguido moverse en mar abierto. El hidrofoil necesita una cierta velocidad para que circule agua por sus palas y pueda funcionar. Esto se conseguía en el SUP gracias al remo. Una vez en marcha se puede remar con el foild, subiendo y bajando la punta de la tabla, cogiendo las olas que se mueven por la superficie del mar abierto, olas que no rompen, y desplazándose cientos de metros sin motor en pleno mar.

Para demostrar la potencia del hidrofoil Kai Lenny ha retado a John John Florence y a su velero. Uno con la fuerza del viento y otro con la fuerza del mar. El barco de Florence no es que sea para ganar regatas, es más bien un barco de aventurero con sitio para dormir cómodamente dentro e ir de puerto en puerto.

La tabla de Lenny tiene cero comodidades, solo un secretillo debajo del agua que la hace ser muy, muy rápida pero también tiene una gran pega. En el barco tienes momentos de estrés cuando cambias de lado las velas, pero por lo general estás sentado moviendo el timón dejando que el viento haga su trabajo. Con el foild no hay descanso. Para arrancarlo hace falta un tironcillo de una moto acuática y desde ese momento no puedes parar de remar y buscar olas que te empujen. Desde luego que sorprende ver como llega hasta casi los 20 nudos de velocidad, algo con lo que el velero solo puede soñar.

Luigier Crest
Luigier Crest
Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *