Las olas del País Vasco rompen en Austin, Texas

Cómo prepararte para las olacas de invierno
12/10/2016
Surf para adultos
20/10/2016
Ver todo

Las olas del País Vasco rompen en Austin, Texas

Mientras que Kelly Slater sigue buscando la piedra filosofal del mundo surfero, la ola eterna y perfecta, otra piscina de olas artificiales abre gracias a una tecnología nacida en el País Vasco. Wavegarden es la empresa afincada en Zaraut culpable del aluvión de olas que empiezan ha inundar el desierto tejano en Austin, Estados Unidos.

El Disneyland de los surferos

¿Cuántas veces has preguntado en el line up “quién se ha olvidado de meter la moneda en la máquina de olas”? Las olas son algo maravilloso pero a la vez la mar de caprichosas. Se mueven en un continuo azar hasta caer por casualidad sobre alguna esquina del mundo.

Poder disfrutar de lo que más te gusta con solo ir a un lugar es algo que un surfer no lo tiene tan seguro. Hacer surf no es tan fácil como ir a un campo de fútbol con una pelota y echar un partido. Imagina que las porterías se están moviendo aleatoriamiente, constantemente y no siempre están en los bordes del campo. Puede llegar a ser algo frustrante.

Así que una piscina en la que puedes tener olas constantemente y de calidad es para un surfer como un parque de atracciones para un niño. El lugar donde reside la diversión.

Tecnología ibérica que se extiende por todos los continentes

NLand Surf Park no es la primera piscina de olas que abre en el mundo con la tecnología de Wavegarden. La primera fue Surf Snowdonia en Gales y hay otros 15 proyectos de jardines de olas repartidos por todo el mundo.

Aunque las dos instalaciones generan olas de entre 0,5 y 2 metros, la piscina de Snowdonia es un poco más pequeña que la de NLand. Así la ola en Gales dura unos 16 segundos mientras que en Texas puedes cabalgar durante 35 segundos.

En el precio también hay un poco de diferencia. En Surf Snowdonia una hora de ola de la mejor calidad cuesta unas 40£ (~44€) mientras que en NLand Surf Park sale por 90$ (~82€). Creo que por el momento me quedaré con la incertidumbre de ir al mar y no saber si cogeré olas.

Luigier Crest
Luigier Crest

Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *