¿El surf es machista? Sí, y tu también
19/08/2016
11 canciones necesarias para un Surf trip
31/08/2016
Ver todo

Los secretos de encerar la tabla

Si hay algo que tenemos que evitar a toda costa son los resbalones innecesarios. Siempre que te metas al agua debes repasar la lección del maestro Miyagui. Coge tu tabla y acuéstala en tu regazo mientras te repites a ti mismo “dar sela, pulir sela”. Hacer surf, entre otras cosas, es pasarte un 90% del tiempo tumbado sobre la tabla. Puede incluso que hasta pases más tiempo en esta posición, intimando con la cera que con tu pareja. Así que no estaría mal conocerla un poco mejor y tratarla como se merece. Te prometo que si la cuidas bien hará que tus pies no se despeguen de la tabla como si de superglue se tratase.

Qué tiene la “cera”

Aunque parezca mentira, la cera no es vegana. Sí, todo un chasco. La mayoría de las recetas contienen cera de abeja, un producto producido por un animal. Otro componente famoso es la parafina, que es otra cera que se obtiene de la refinería del petróleo. El resto de ingredientes son aceites vegetales, resina de pino y otros productos químicos. Las proporciones de todos ellos varían para darle más o menos consistencia. En función de la temperatura del agua usarás un tipo u otro de cera.

Cómo dar cera

Parece una tarea sencilla pero en realidad en todo un arte. La primera vez que le pones cera a la tabla, nada más estrenarla, es necesario poner una cera de primera capa. Esta base será duradera y podrás poner cera sobre ella sin problemas. Dibuja líneas cruzando en diagonal de un lado al otro de la tabla después repite la operación desde el otro lado cruzando las líneas que acabas de dibujar.

Dale un par de pasadas, la cera de primera capa es dura. No te olvides de los cantos donde pones las manos y en la parte de atrás a los lados del grip, dale un buen zigzag. Cuando tengas unos buenos rombos sobre toda la tabla es hora de poner la cera adecuada para la temperatura del agua que vas a surfear.

Coloca la pastilla sobre la tabla y girala en círculos, moviéndola sobre toda la tabla. No hace falta presionar mucho. Lo importante es que se vallan aculando grumitos por toda la tabla y no una superficie plana y homogénea.

Con un poco de cera cada vez que la vuelvas a usar pero más importante todavía es peinarla. Ante la duda peina, siempre. Esto va a multiplicar por mil la adherencia. Si la cera está muy sucia, cámbiala; si tiene mucha arena, cámbiala; si resbala por qué la temperatura del agua ha cambiado, cámbiala. Para retirarla fácilmente dejala un ratito al sol y luego pasale un CD viejo, en cinco minutos le vas a poder poner la nueva.

Aquí os dejo un vídeo para que os hagáis vuestra propia cera con productos naturales.

Foto: Kanaka Menehune

Luigier Crest
Luigier Crest

Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *