El SUP volador llegado del futuro
22/05/2016
Viajar con tablas
31/05/2016
Ver todo

Los secretos del Take Off

Ponerte de pie sobre una tabla de surf puede que sea una de las situaciones con más sensación vértigo a las que te vas a enfrentar en toda tu vida, sobre todo si la ola pasa del metro. Es una experiencia en la pasa un miedo instantáneo aterrador pero a la vez es, sin duda alguna, una de las mejores.

Levantarte de la tabla es una maniobra delicada y fundamental. Aprender bien su técnica será fundamental para que progreses adecuadamente. Después vendrá con el tiempo y unos cuantos revolcones elegir la ola perfecta y colocarte en el punto crítico que será donde despliegues todo lo aprendido con ese arte que cada uno tiene al subirse a la tabla.

Decisión

Sí vas, ¡vas! Has tomado la decisión, la ola está lejos pero avanza más rápido de lo que crees. Rema fuerte, esa ola es tuya. No la pierdas de vista si cierra rápido puede que tengas que rectificar un poco la trayectoria.

Está ahí. La tienes en los pies, un último vistazo hacia delante antes de llevarte a alguien por delante, y te coge. Notas que te empuja es el momento. Manos a la altura del pecho sin coger los cantos, planas sobre la tabla.

Arriba

No lo dudes es tu momento. ¡Levanta! Del tirón un solo movimiento. Levanta el pecho y continua el movimiento subiendo bien el culo. Las rodillas no van a volver a tocar la tabla. Coloca primero suavemente el pie de atrás mientras todavía tienes las manos sobre la tabla y coloca el pie delantero justo un microsegundo después de levantarlas. Este pie tiene que quedar entre la posición donde estaban las manos. Más adelante se puede corregir un poco con el peso de tu cuerpo pero más atrás frenarás la tabla.

Focaliza la emoción

Ya estás de pie. Las endorfinas te salen por las orejas como fuegos artificiales, pero no pierdas el norte esto no ha hecho nada más que empezar todavía queda mucha ola. Mantén las rodilla flexionadas y aguanta medio segundo con las manos cerca del pie delantero, si pasa algo puedes rectificar poniendo las manos sobre la tabla. No te levantes de todo y por ningún motivo estires las piernas por completo, no acabas de planchar una pirueta al salir de la barra fija.

Cuando todo esté seguro coloca bien los hombros, junta las rodillas, sube un poco los brazos sin dejar de apuntar a donde vas y disfruta de viaje.

Foto: SANDSCAPE BCN

Luigier Crest
Luigier Crest
Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *