2016 Pro Gold Coast
10/03/2016
Surf Skates
24/03/2016
Ver todo

Kepa Acero desde las Galápagos

Él es el surfer nómada por excelencia. Un trotamundos al que la inmensidad de este se le empieza a quedar pequeña. Kepa podría ser cualquiera de nosotros y en parte podemos vivir nuestros sueños gracias a sus aventuras. Desde que tuvo la genial idea de poner unas cuantas cámaras en el petate para documentar allá donde iba a más de uno nos ha ido alegrando el corazón.

Historias desde América Latina

Su última aventura le ha llevado a las islas Galápagos. Sí, ese maravilloso archipiélago en el pacífico a mil kilómetros de la costa ecuatoriana y que, desde 1978, es patrimonio de la humanidad.

Desde allí nos va deleitando con su experiencia a través de un pequeño blog que escribe en la web de Destino Sudamérica. Merece una especial mención su reflexión y sensibilidad sobre la naturaleza de las Galápagos, Darwin, su viaje en el Beagel y todo lo que el naturalista descubrió en esas islas. Es como la particular versión del “Origen de las especies” contada por un nómada.

Este blog empieza a tener mucha solera. Comenzó a publicar en febrero y un mes después hemos podido ver a Kepa saltando de país en país en busca de experiencias lo más enriquecedoras posible. Las que me dan especialmente envidia son las historia de Mamape, la Pororoca y , aunque no tengan nada que ver con el surf, Machu Picchu.

Mamape es una ola increíblemente larga que baña la costa de Perú. El surf de esta ola puede llegar a durar minutos. Es, además, uno de los pocos lugares de esa parte del Pacífico que todavía conserva su pesca tradicional en el caballito de Totora.

La Pororoca es una ola mucho más peculiar. Esta es de agua dulce y se encuentra en la desembocadura del río Amazonas. Recorre sus orillas durante más o menos una hora cambiando su forma a cada instante.

¡Aupa, Kepa! No dejes de hacernos soñar.

Luigier Crest
Luigier Crest

Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *