Elegir tabla no solo depende de tu nivel

Nazaré abre sus puertas
05/11/2017
Los 5 peligros del surf
16/11/2017
Ver todo

Elegir tabla no solo depende de tu nivel

Estoy un poco harto de ver siempre como recomiendan por ahí longboards para gente que está empezando, de ver clasificaciones de tablas según tu nivel y encontrarme gente en el agua con minitablas sin coger una ola (entre ellos yo). Creo que todo esto son prejuicios enormes que todos tenemos y hay que mejorar. Lo primero es conocernos mejor a nosotros mismos y tener un poco en cuenta qué queremos hacer. Para mí estas son las claves a tener en cuenta para elegir tabla:

Volumen

El volumen de una tabla es directamente los kilos de nuestro propio peso que nos va a quitar cuando estamos en el agua. Es decir, una tabla de 30 litros de volumen reducirá nuestro peso en unos 30 kilos más o menos (ya que el empuje es igual al peso del agua desalojada y la densidad del agua del mar tiene una media de 1027 kg/m³).

Esta es la clave. Cuando eres principiante no tienes mucha forma física para remar así que necesitas una tabla con mucho volumen para que seas capaz de moverte con suficiente velocidad y coger la ola. Lo mismo ocurre con la gente que no podemos ir a menudo al agua. Para empezar a surfear siempre necesitas una tabla con un volumen mayor a tu peso (150% mas o menos), de lo contrario vas a tardar mucho en aprender. La gente con nivel intermedio que pueden entrar al agua todas las semanas apuran hasta un volumen de un 40-30% de su peso. Algunos pros llegan hasta un 20% más o menos y dependiendo de las olas.

Shape

El volumen te ayuda a remar y el shape te ayuda a surfear. La forma de la tabla lo es todo, el feeling y la diversión. Esto depende un poco de tus gustos. Para mí un shape clásico que funciona y que todo el mundo debería tener es un minimalibú. Si has probado otros shapes o tienes un poco de experiencia puedes ir a por algo más corto, más largo o con una forma especial con la que te gusta surfear.

Un longboard no es algo muy bueno para empezar porque, aunque tenga mucho volumen, es difícil de mover. Tiene su truco para empezar a remar y girar cuando estás sentado tiene mucho truco. Moverte rápido con un long necesita experiencia. En cuando a tablas cortas para empezar no tengo nada en contra siempre que el volumen sea el adecuado para tu forma física.

Otro punto a tener en cuenta es la superficie. Una tabla con mayor superficie te perdona más errores que una tabla pequeña, por lo tanto para aprender es mejor. Si tenemos buena psicomotricidad y hemos practicado otros deportes de tabla vamos a poder cambiar fácil de shape para probar que nos gusta más pero siempre echando un ojo al volumen.

Foto: Richard Rydge

Luigier Crest
Luigier Crest

Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *