Dos años sin usar quillas (cuidado con los olvidos)

¿Qué harías si descubres 30.000 fotos de surf en un mercadillo?
09/09/2017
Ver todo

Dos años sin usar quillas (cuidado con los olvidos)

Lo que empezó como un olvido se convirtió en una obsesión. Jordan Rodin, olvidó en 2015 la quilla para su tabla, pero como estaba tan lejos de casa y las olas eran tan buenas que decidió meterse al agua. Después de caerse en cinco olas le empezó a coger el truco y lleva dos años sin ponerle ni una sola quilla a la tabla. Lleva dos años sumergido en el adictivo finless surfing.

El Surf se vive de muchísimas maneras y no importa nada el número de quillas, solo cuanto te diviertes. Una buena mañana de 2015, Jordan (21 por aquel entonces) salió de casa con su single fin preparado para galopar las buenas condiciones que se esperaban en su spot local cerca de Perth, Australia. Pero cuando llegó se dio cuenta que no tenía quillas así que se metió al agua y aquí comenzó un túnel del que todavía no ha salido.

El siempre había sido un amante del Old School, tablas retro de dos quillas o de una, era lo que más le divertía. Su quiver estaba lleno de rarezas y no sabía que había un mundo sin quillas. Estaba más centrado en aéreos y esas cosas. La primera vez que clavó una ola incluso pensó que era el rey del mambo, la primera persona desde hacía décadas en surfear sin quillas. Luego se dio cuenta que había un buen movimiento underground surfero que hacía culto al finless y que Derek Hynd era su especie de guru. Así que al final pilló una de sus tablas y fue a Sudáfrica a recogerla directamente de manos del guru. El cual, ya sea dicho de paso, flipó al ver que Jordan había empezado a surfear sin quillas por pura casualidad sin influencia exterior de ningún tipo.

Al principio fue algo duro, porque no lo controlaba mucho y la gente le daba la vara. No entendían por que luchaba por algo que parece absurdo pero que para él ha sido todo un viaje personal hasta encontrarse a sí mismo. El día que le cogió el truco ya no volvió a hacerle caso a las preguntas. De esto todos podemos aprender.

Luigier Crest
Luigier Crest
Andalúh de pata Negra. Capitán sin barco. Amante del mar y de su vida. Rider en ChiriRider. Me encanta surfear en la playa, en el reef, en la nieve, en la calle, y en el internet. Con un ojo veo la vida venir y con el otro bicheo el Swell. Geek desde la médula. Me encanta el buen rollo y ayudo al que se ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *